Conoce el viejo camino del Camino de Santiago.


Os mostramos un camino antiguo, el pasado Camino de Santiago o Camino de la montaña, ruta medieval, al pie de las montañas de la cordillera cantábrica, que renace en este tiempo como si ingresáramos en un túnel del tiempo, metiéndonos en la mentalidad del hombre medieval.

Conoce el viejo camino del Camino de Santiago.

Año 813

Porque es esta una vía de peregrinación que se utilizó tras el encuentro de la tumba del Apóstol Santiago, en los años próximos a aquel 813 d.C.

Cuando sale la tumba del Apóstol aumenta la devoción en todo el mundo cristiano promovida por los reyes, Alfonso 2 el castro, el gran difusor, o Alfonso 3 el Magno, el gran repoblador de este mundo leones, etc.

Aparecen peregrinos de todas las partes de España y de Europa Cristiana.

Se trazó el Camino al borde de los cerros,  escapando de la amenaza árabe, amparados los peregrinos por los nobles encargados del pueblo, al calor de monasterios y centro médico.

Los peregrinos caminan el Viejo camino andando sobre las calzadas Romanas, trazadas durante las peleas contra cántabros y astures en la dominación romana y los 4 siglos de su posterior estancia en la Península Ibérica.

Las calzadas.

Inspectores de las huellas romanas, como el P. Martino o Siro Sanz, nos presentan las innumerables calzadas, que fueron trazadas en la victoria, nos dicen en sus libros de obras de restos arqueológicos, Vadinienses, topónimos y puentes de origen romano.

Hay obras que explican las peregrinaciones de reyes y nobles, documentando esta ruta medieval.

Nosotros seguimos un dato, que se incluye en el volumen Vexu Kamin, de Julián González.

Fue anotado en latín, el año 902 en carta del abad Gundisalvo, del perdido monasterio de Viseo, semejante a la Valdorria leonesa, a su fundador San Froilán y se tradujo al idioma de aquí por el monje Valerio en 1002.

Narra la peregrinación a Santiago, del cortejo real de Leodegundia, familia del rey Alfonso 3, casada con García rey de Pamplona, desde donde empieza la peregrinación.

El texto va definido la ruta y curiosidades del viaje, como un predecesor del Códice Calixtino.

Nuestra montaña, repoblada para rescatar el territorio reconquistado a los árabes, bajo la defensa de reyes, estuvo sembrada de monasterios.

Al refugio de los castillos, los feroces montañeses, capaces de cultivar y guerrear al mismo momento, van logrando para la cristiandad un terruño recuperado del poder agareno, jalonado por la adoración jacobea.

Como habrás visto, son muchas y muy diversas las razones para realizar este camino antiguo, sobre todo si lo haces a través de grupos organizados para hacer el Camino , ya que la compañía siempre es bienvenida y bien recibida ¡anímate!